Podemos definir la Huella Ecológica como un indicador que relaciona la demanda humana de un recurso natural con la capacidad de regeneración de este mismo recurso que tiene la tierra actualmente.

Si calculamos el día en que la humanidad consume todos los recursos que la tierra es capaz de regenerar en un año, obtenemos el “overshoot day”, o día de la “sobrecapacidad”.

El año 2019 se alcanzó el overshoot day el día 29 de julio. Al finalizar el año, la humanidad consumió los recursos capaces de ser regenerados por 1,75 planetas Tierra.

En los últimos 20 años esta fecha se ha adelantado 2 meses.

El año 2020, sin embargo, debido a la inactividad provocada por el COVID-19 el overshoot day tuvo lugar el 22 de agosto. Los recursos consumidos por la humanidad fueron los equivalentes a 1.6 planetas Tierra. Un 9,3% menos que el año anterior.

Si retrasáramos 5 días cada año, en el año 2050 volveríamos a vivir dentro de los límites de este planeta.

El impacto medioambiental del sector textil, la segunda más contaminante del mundo según las Naciones Unidas, se puede apreciar en las siguientes cifras:

  • Consumo de agua: 93 millones de m3 anuales. El consumo de 5 millones de personas
  • Contaminación del agua: 500.000 Toneladas de microfibras vertidas al mar. Pueden acabar en la cadena alimenticia.
  • Gases efecto invernadero: 10% de las emisiones de CO2 globales. Mayor que los vuelos y envíos marítimos internacionales juntos.
  • Residuos generados: Cada segundo se entierra o se quema una cantidad de textiles equivalente a un camión de basura

Ante este escenario es necesario adoptar medidas para implantar procesos más sostenibles. Las principales marcas textiles ya están modificando los criterios de homologación de sus proveedores, exigiéndoles procesos que reduzcan el impacto ambiental de su actividad.

El compromiso con el medioambiente ha llevado a CRESA a ofrecer soluciones basadas en nuevas tecnologías para reducir el impacto ambiental de la industria textil, como la Estampación Digital. El impacto ambiental de la estampación digital textil, con respecto a la estampación tradicional se puede observar en las cifras siguientes:

  • Vertidos de agua: -60%
  • Consumo de agua: -69%
  • Ahorro de agua: 80%
  • Reducción de la huella de Carbono: 40%

La gama de tintas Reactivas y Pigmentarias de CRESA para estampación digital textil es la propuesta para una conversión tecnológica que reduzca el impacto medioambiental del proceso de estampación en el sector textil.

Estos son nuestros objetivos:

  • Reducción del Nitrógeno total en el efluente, derivada de la utilización de una menor cantidad de Urea en el pre-tratamiento para la estampación digital con tintas reactivas
  • Mejora de las solideces al lavado de los tejidos estampados con tintas pigmentarias, haciéndolas más apropiadas para el mercado de la moda
  • Set de tintas pigmentarias apropiado para las principales marcas de cabezales utilizados en el sector textil que asegura su buen funcionamiento en máquina y muy buenas solideces

Productos de CRESA para la estampación digital textil:

  • Gama CRESAMIN para el pre y post tratamiento de los tejidos que vayan a ser estampados digitalmente con cualquier tipo de tintas
  • Sets de tintas reactivas KZR y DTX
  • Sets de tintas pigmentarias CRESAMIN HV y LV

Para más información consulte a nuestro equipo técnico

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR